PEZ BALLESTA – BORRIQUETE- BURRO – PAMPANO

BALLISTER CAROLINENSIS, “EL ACORAZADO DE LA MAR”

El pez ballesta, pez gatillo, escopeta, cerdo, roncador, borriquete, pez gnomo, pámpano, peix-surer,  etc, es sin duda el acorazado del mar. Basa su defensa precisamente en la fuerte piel que lo recubre y que lo hace invulnerable a los ataques de la mayoría de las especies depredadoras. Puede llegar a medir 45 cms tener un peso superior a los 3 kgs.

pes3[1]

Nuestro amigo Antonio con una buena pesquera de Burros

Es una especie que ha progresado en el Mediterráneo donde se observa un aumento del mismo en los últimos años.

Es de costumbres gregarias, siendo frecuente encontrarlo en cardúmenes de bastantes individuos.

Es omnívoro, se ayuda de su pico de loro y fuertes dientes para alimentarse principalmente de pequeños crustáceos, como cangrejos, pequeños peces, erizos, estrellas de mar, etc.

Se encuentra en profundidades diversas, aunque lo normal es encontrarlo entre los 5 y 30 mts.

Es posible encontrarlo en el Mediterráneo, mas allá de Gibraltar, costas atlánticas francesas. Es un pez tropical que se ha aclimatado muy bien a aguas mas frías.

Ofrecen una picada seca y potente. El combate es apasionante. Hace repetidas huidas hacia el fondo y ambos lados. No es raro anzuelar a mas de uno por lo que el combate se nos hará todavía mas emocionante. Se pueden observar a veces como pican el cebo, sobre todo cuando hemos entrado el cardumen . No obstante aunque sea bonito el verlos picar, no es lo mas recomendable para su pesca que haremos principalmente a fondo, y si éste es rocoso levantaremos el plomo un metro aproximadamente para evitar enroques innecesarios.
Los borriquetes se han convertido en una especie bastante habitual en las costas del Mar Mediterráneo.
Si lo pescamos a caña, y si esta no es muy potente deberemos sacarlos (en el caso de enganchar mas de uno) a mano una vez los hayamos acercado a la embarcación pues en otro caso correremos el riesgo de partir la punta de la caña debido al fuerte peso y los movimientos bruscos que hacen al sacarlos. En el caso de hacerlo a mano nos cuidaremos mucho de ponernos guantes o un dedal (puede servir un trocito de trapo o balleta sujeto al dedo con cinta aislante, para evitar cortes desagradables. Asimismo nos cuidaremos muy mucho de acercarnos a su boca ya que sus potentes dientes podría arrancarnos el trozo que pillen. Es recomendable desanzuelar con alicates de punta fina.

pes1[1]

Un cardumen de burros acercándose al cebo

Existen muchas maneras de pescarlos, desde el curricán muy lento con cebo natural, hasta la forma mas normal que es el volantín. En este último caso lo haremos con un terminal de tres o cuatro anzuelos de los números 1 al 4 empatados con monofilamento extrafuerte del 50.

Encebaremos principalmente con gamba, calamar, jibia, pulpo, sardina, etc. Cuando están de comer no hay problema con el cebo pues entran prácticamente a todo. A veces los estás viendo dar vueltas y no hay forma de pescarlos. Personalmente, los he hecho entrar poniendo en uno de los anzuelos un pez pequeño de los que tenía en el cubo, aligote, besuguete, serrano, etc, al que se le hacen varios cortes. Ello los hace comer de manera instantánea, entrando en un frenesí alimenticio que los hace olvidar el engaño y terminan comiendo el cebo que tenemos en los anzuelos.
Es un pez que tiene fuerte querencia sobre determinados lugares donde los encontraremos casi siempre dando vueltas. Una vez localizada su querencia, debemos calcular muy bien el punto, pues en otro caso podríamos fracasar en el intento. He visto casos de haber un barco literalmente “hinchándose” y otro a 20 mts sin olerlos. Es muy importante que las aguas estén claras pues en otro caso y a no ser que haya muchos nos quedaremos con las manos vacías, en caso de que las aguas estén algo tomadas puede ser recomendable enganchar una cucharilla en nuestro aparejo para llamar su atención.

Gastronómicamente, aunque de gustos no hay nada escrito, tiene una carne deliciosa y ausente prácticamente de espinas, aunque su piel despide un fuerte olor. Se puede cocinar de mil maneras, desde al horno a la sal, plancha, frito, hasta en croquetas, albóndigas etc.

Un comentario para “PEZ BALLESTA – BORRIQUETE- BURRO – PAMPANO”

  • Carlos dice:

    Interesante y acertado comentario sobre los “burros”. Otra idea: en el momento en que uno de ellos se enganche a nuestro anzuelo, aguantarlo en el agua y echar otra línea(caña) en paralelo. su carácter gregario hará acercarse al resto de peces, ofreciendo sería oportunidad de pesca adicional. Gastronómicamente, otro consejo: preparar un arroz con cuatro gambas y algo de calamar fino junto al sofrito correspondiente, añadiendo los trozos de “Burro” cual si fuera Rape o P. Espada. magnífico!!!. Suerte.

Deja un comentario

*