TÉCNICAS DE CURRICÁN = LA CLAVADA

uN MOMENTO CRUCIAL: LA CLAVADA

Una buena clavada es decisiva en la consecución de la captura. Para conseguirla tenemos que tener en cuenta un primer elemento:

 EL ANZUELO IDÓNEO Y AFILADO

La elección correcta del mismo tiene una influencia primordial en nuestro ratio de eficacia.  Un anzuelo bien afilado es garantía de captura. Y esto quiere decir, que si nos gastamos una verdadera fortuna en comprar nuestro equipo, no debemos escatimar en unos anzuelos que representan una ínfima parte del mismo. Debemos de buscar, probar, desechar, preguntar, etc. Para cada pesca existe un tipo de anzuelo, cada pez tiene una boca diferente independientemente de su tamaño. Nuestro mejor amigo a la hora de elegir siempre será el Encargado de la  tienda de nuestro barrio, el habla con unos y con otros, y si como debe de ser, también es un buen aficionado, nos aconsejará sobre los mejores anzuelos para cada especie o modalidad, y decimos todo esto porque en la actualidad hay tantas modalidades de anzuelos que es una verdadera jungla a la hora de elegir,  por ello es muy difícil al propio tiempo aconsejar. Nuestra mejor pregunta cuando veamos alguna buena captura de un amigo ¿qué anzuelo usas?.

En definitiva debemos llevar siempre un poquito de lija o piedra de afilar para tener siempre a punto nuestros anzuelos.

denton4

 Recuerdo que años atrás, un viejo pescador norteamericano siempre estaba afilando sus anzuelos, por su edad salía poco a pescar, pero siempre tenía los mismos afiladísimos, comprobaba su punta haciéndola deslizar por la uña de su dedo, si la punta deslizaba seguía afilando, si la punta se paraba, porque se clavaba en la uña,  ya estaba a punto. Cuando salíamos a pescar tanto al curri como al volantín, sus clavadas siempre eran más frecuentes y seguras. El buen afilado era su secreto. 

¿COMO CONSEGUIR UNA BUENA CLAVADA?

Consideramos que la misma se ha perfeccionado cuando la punta del anzuelo entra en el tejido del pez de forma que la muerte logra una sujeción adecuada que le impide salirse. Para muchos pescadores esto es un acto que se da por hecho, se piensa que el anzuelo se clava solo y que nuestra única misión es un combate eficaz. Esto ocurre en algunas ocasiones en que por circunstancias el anzuelo se clava por si sólo, pero en otras ocasiones en que sólo se clava la punta por haber dado en tejido duro  o hueso. Otras veces el pez muerde el cebo con fuerza y mantiene la boca cerrada por lo que el anzuelo no se ha clavado, sólo nuestro tirón producirá la clavada.

Actuar con tibieza o a destiempo hará que el anzuelo no penetre lo suficiente y el pez se escape al cabo de pocos segundos o minutos.

Debemos tener en cuenta a la hora de actuar  un factor importante: Si pescamos con cebo vivo o artificial.

En el caso de artificiales nuestra reacción deberá ser mas rápida. El pez notará el engaño mas rápidamente y tratará de escupir el señuelo.

En la pesca con cebo vivo o natural, nuestra reacción será mas pausada. Debemos esperar a que el pez haya introducido en su boca el cebo para proceder de forma contundente a dar el tirón con nuestra caña.

Si pescamos con la caña en la mano, la punta de la misma estará siempre lo mas baja posible para así poder hacer una reacción mas larga y eficaz.

Si vamos al curri y lo hacemos solos, la clavada se hará con un golpe de motor, es decir daremos un acelerón, que hará las veces de tirón.

 FORMAS DE CLAVAR

Técnica de los tirones repetitivos: 

Una es la acción fuerte y repetitiva en un rango de 2 a 5 veces utilizando la acción de la caña adelante y atrás hasta conseguir que el anzuelo penetre en profundidad. Esta técnica tiene sus detractores que piensan que al hacerlo perdemos tensión y se producen fugas.

      Haremos la técnica de los tirones dependiendo el pez que intentemos clavar, es muy sencillo,no todos los peces tienen la misma dureza de boca, pues sabemos que hay una gran variedad de peces como herreras, jureles, estorninos y caballas, chopas, etc… que tienen la boca frágil y si damos tirones repetitivos o bien le rajamos la misma o simplemente haremos un “ojal” alrededor del anzuelo y este se sale de la boca. También y como decíamos en el apartado ( El anzuelo idóneo y afilado) juega este  un papel muy crucial, pues ya sabemos que hay de varias secciones de grosor diferentes, pues hay anzuelos que se emplean para pescar herreras y son tan finos que  si damos tirones repetitivos podría enderezarse el mismo y sacarlo de la boca.  También dependerá de la forma que tiene su perímetro de sección, pues aunque la mayoría son de forma circular, los hay de formas geométricas, con cantos y finezas y que aunque son tan buenos como los otros por su configuración pueden originar cortes en los tejidos y tras varios tirones rompamos la boca al pez. Otro factor a tener en cuenta es la cantidad de acero o carbono que contiene un anzuelo, pues la dureza de un anzuelo significa muchas veces su rotura, es decir se parte por la curva tras varios tirones se puede partir a no ser flexible. También hay que tener presente que tras un anzuelo hay un hilo y ese debe de aguantar los tirones, pues la mayoría de veces sabes que pez estamos pescando, pero no lo grande que es el mismo, no tiene sentido que empleando un hilo del 20 con un anzuelo de carbono de los buenos, demos tirones repetitivos a un pez que desconocemos su tamaño y por anzuelarlo rompamos el mismo.

palometon1

   La técnica en si es muy aconsejable siempre y cuando sepamos a qué nos enfrentamos y no es valida para la pesca en su modalidad de surf-casting ya que si hacemos esta técnica romperemos, sin dudarlo, el nudo de unión de la línea a la cola de rata, ya que el mismo si no se ha cortado será del 18 como mucho y si usamos una línea inferior esta se romperá , en esta modalidad de pesca confiaremos en la acción de la caña y en la maestría de cada pescador.

Técnica de la Tensión constante

          Actuamos de la siguiente forma. Se da el tirón y se mantiene la mayor tensión que da nuestro equipo durante el mayor tiempo posible, de esta forma se logra hacer penetrar bien el anzuelo la mayoría de las veces. La explicación es muy simple. Si con nuestro equipo logramos aplicar una fuerza de 5 Kg. en la punta del anzuelo sobre una superficie lo suficientemente dura, pero solo lo hacemos por unos segundos y luego aflojamos la tensión, la punta solo penetrará un poco. Al menor movimiento del pez, por la propia forma cónica o piramidal de la punta, esta tenderá a retroceder. Podemos reiterar el cañazo pero puede volver a pasar lo mismo. Por lo contrario si la fuerza es constante el anzuelo se sigue hundiendo y si logramos pasar la rebaba ya no se desclavará. Inclusive si el anzuelo es sin muerte (sin rebaba), al superar la punta, difícilmente tienda a retroceder

          Esto se puede comprobar sencillamente con un anzuelo y una madera. Afirmamos la punta sobre la tabla y con nuestro pulgar apoyado en la curva del anzuelo le aplicamos algo de fuerza y aflojamos. Veremos que tiende a retroceder y si además lo movemos levemente hacia algún costado, se desclava fácilmente. Si aplicamos la misma fuerza de forma constante, sigue penetrando y al pasar la punta por más que aflojemos la tensión, resulta casi imposible desclavarlo.

Técnica del golpe de motor

Hablamos aquí de la forma de clavar un gran depredador al Curricán (Marlin, Tiburón, Atún…):

Una vez que la “chicharra” del carrete empieza a sonar, debe realizarse una maniobra de clavada conjunta, entre el contramaestre (el responsable de las cañas, montaje de los señuelos y buena navegación de los mismos), y el patrón, que está a los mandos del barco: El patrón debe acelerar los motores al máximo por un período no inferior a los cinco segundos. Mientras, el contramaestre debe llevar el freno del carrete hasta el primer “Strike”, y aflojarlo en el momento que el patrón empieza a quitar máquina. De esta forma, se obtiene una clavada completa, con unos efectos similares a los que se obtendría dando un “Cachetón” a un pescado de ocho o diez kilos. Naturalmente, esta técnica sólo se emplea con piezas que superan los 50 kg. Con piezas menores, lo único que conseguiremos, con éste método, será hacerlas”volar” fuera del agua y destrozarles la boca.

Un comentario para “TÉCNICAS DE CURRICÁN = LA CLAVADA”

  • Ariane dice:

    muy bien echos estos esquemas de nudos,felicitaciones.
    Hablando de anzuelos, mi experiencia me ha ensenado a distinguir los anzuelos segun la carnada y el tipo de pez que vamos a pescar.
    Por ejemplo los anzuelos aberdeen se usan para gusanos,porque tienen un hilo muy fino y no malogran la carnada,los owner sobretodo se usan por carnadas que tengan mucho volumen (pejerrey,sardinas,anchoetas),entonces cuidado a usar anzuelos que no son adaptos al tipo de pez que vamos a pescar o carnadas que vamos a usar,eso muchas veces es un motivo de que se vayan las capturas mas importantes,quando llegue les harè ver varios anzuelos,asì que entiendan lo que quiero decir.

Deja un comentario

*